CONCIERTOS AMOROSOS DE PATRICIA MATEO

Son una experiencia única que no sólo se vive con la mente sino también con el cuerpo. El orden del repertorio y la interacción con el público permiten que poco a poco las personas se vayan relajando y suelten las preocupaciones cotidianas e inútiles. La primera parte del concierto es más animado y participativo. Está compuesto por versiones y canciones propias. En mitad del concierto Patricia cuenta su cuento propio: "Cuento mágico para recordar". Después comienza un nuevo espacio en el cual las personas pueden tumbarse, si lo desean, cerrar los ojos y escuchar canciones celtas, Cantos Élficos y canciones propias con mensajes positivos que inducen a la ternura. Entre tema y tema, Patricia va sugiriendo el autoacariciamiento, el contacto físico con otras personas o dando mensajes que ayudan profundizar en la relajación. No es de extrañar que al finalizar el concierto los espectadores salgan sonrientes y sintiéndose más livianos. El broche del concierto lo pone la canción "Gracias", que nos hace recordar a un ritmo vertiginoso que es imprescindible ser agradecido para ser feliz.